“No soy bebedor. Honestamente puedo decir que nunca bebí una cerveza en mi vida. Es uno de mis únicos rasgos buenos”

Loading...

Después de las repetidas afirmaciones de Brett Kavanaugh de “me gusta la cerveza” durante las audiencias en la Comisión Judicial del Senado la semana pasada, el presidente Donald Trump reconoció el lunes que es un rasgo que no comparte con su nominado a la Corte Suprema.

“No soy bebedor. Honestamente puedo decir que nunca bebí una cerveza en mi vida. Es uno de mis únicos rasgos buenos”, dijo riendo en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, respondiendo a una pregunta de la periodista de CNN Kaitlan Collins.

“Nunca bebí un vaso de alcohol. Nunca bebí alcohol, por lo que sea”, agregó. “¿Se imaginan si yo bebiera? ¡Qué lío sería! Sería el peor del mundo. Nunca bebí, ¿de acuerdo?”.

Collins le había preguntado a Trump si le preocuparía que Kavanaugh hubiera mentido sobre sus hábitos de bebida en su testimonio ante el Senado.

“Lo vi. Me sorprendió lo abierto que fue sobre el hecho de que le gusta la cerveza… No es un hombre que haya dicho que es perfecto con el alcohol”, dijo Trump.

Hace aproximadamente un año, Trump habló sobre la lucha de su hermano mayor, Fred Trump Jr., con el alcohol, durante un evento antidrogas.

Fred Trump Jr. luchó contra el alcoholismo durante gran parte de su vida y murió en 1981 a la edad de 43 años.

“Tuve un hermano, Fred. Un tipo estupendo, un tipo más guapo, con la mejor personalidad, mucho mejor que yo”, dijo Trump en ese momento. “Pero él tenía un problema. Tenía un problema con el alcohol, y él me decía: ‘No bebas. No bebas’. Él era mucho más mayor, y lo escuché y lo respeté”.

Desde la advertencia de su hermano, dijo Trump, se ha abstenido de beber y fumar porque tenía “alguien que me guió” en ese aspecto de la vida.

“Lo aprendí por Fred”, afirmó Trump. “He aprendido.”